• Sincronizamos mundos corporativos

The Brainband Paradox

Educated: A Memoir de Tara Westover

Un libro que se encuentra entre los mejores libros de 2018 según The New York Times y que es una defensa radical del valor de la educación y sobre cómo el ser humano puede sobre pasar los límites que le vienen impuestos por el contexto, por las circunstancias e incluso por su familia.

La autora, Tara Westover, nació en una familia mormona radical, no pudo ir al colegio, no pisó un hospital hasta los 16 años y se doctoró en Historia por la Universidad de Cambridge.

Os compartimos algunas de sus ideas porque son muy inspiradoras, aplicables a la vida y también a los negocios:

  • Mi vida fue narrada por otros. Sus voces eran contundentes, enfáticas, absolutas. Nunca se me había ocurrido que mi voz pudiera ser tan fuerte como la de ellos”.
  • «Comencé a experimentar la ventaja más poderosa del dinero: la capacidad de pensar en cosas además del dinero«.
  • «Admitir la incertidumbre es admitir la debilidad, la impotencia y creer en uno mismo a pesar de ambos. Es una fragilidad, pero en esta fragilidad hay una fortaleza: la convicción de vivir en tu propia mente, y no en la de alguien más».
  • «Todos somos más complicados que los roles que nos asignan en las historias que otras personas cuentan».
  • «Emanciparse de la esclavitud mental. Nadie, excepto nosotros, podemos liberar nuestras mentes».

Y, por último, la autora expone en una entrevista una reflexión que habría de prevalecer en el día a día de cualquier organización: “Lo que no nos llevará a ningún sitio es la apatía”.

7 Powers: The Foundations of Business Strategy de Hamilton Helmer

Este libro ofrece un marco claro y práctico para pensar sobre cómo construir la estrategia de una empresa. En el mundo actual de «interrumpir o ser interrumpido», las ideas de Helmer son valiosas para cualquier compañía, desde startups hasta corporaciones establecidas, que quiera establecer una diferenciación sostenida en el mercado.

Los siete poderes que plantea el autor y que, en su opinión son clave en el éxito en los negocios, son:

Poder 1: Economías de escala.

Cuando el costo unitario disminuye a medida que aumenta el volumen de producción.

Poder 2: Economías de red

Cuando el valor de un servicio para cada usuario aumenta a medida que nuevos usuarios se unen a la red.

Poder 3: Polarización

Un recién llegado adopta un nuevo modelo de negocios superior que el titular no imita debido al daño anticipado a su negocio existente.

Potencia 4: Costes de cambio

La pérdida de valor esperada por un cliente en la que se incurriría al cambiar a un proveedor alternativo para compras adicionales.

Poder 5: Branding

La atribución duradera de mayor valor a una oferta objetivamente idéntica que surge de la información histórica sobre el vendedor.

Poder 6: Recurso acorralado

Acceso preferencial en términos atractivos a un activo codiciado que puede mejorar el valor de forma independiente.

Potencia 7: Procesos integrados

Departamentos y actividades de organización que realiza la empresa y que permiten menores costos y / o productos superiores.

La racioemocionalidad: el gran reto del s. XXI

¿Qué sucede cuando se aúna racionalidad y emoción en un mismo proyecto? Eso debieron preguntarse los personajes de la película El golpe (1973), a saber, Henry Gondorff (Paul Newman) y Johnny Hooker (Robert Redford), cuando movidos por el deseo de vengar la muerte de un amigo idearon un ingenioso y excelente plan.

Su objetivo era claro, acabar con el gánster que lo asesinó, para lo que involucran a muchos conocidos. Los dos timadores basaron su éxito en una gestión racional de la estrategia, pero sus emociones estaban presentes como Norte guía del proyecto. El resultado fue un éxito, además de una divertida película.

En el contexto corporativo actual podemos encontrar ciertos paralelismos. Las palancas racionales son tan imprescindibles para el éxito de un proyecto organizacional como las palancas emocionales para liderar personas que van a llevarlo a cabo. Es importante tener clara la estrategia empresarial, qué queremos conseguir, hacia donde vamos, los objetivos y es importante trasladar esa estrategia a los equipos, donde hay que tener en cuenta la diversidad y las palancas emocionales que mueven a las diferentes personas implicadas. Solo involucrando al talento de la organización vamos a conseguir llegar donde queremos. Los planes estratégicos no se ejecutan solos, lo hacen realidad las personas.

Las organizaciones deben entender que el liderazgo en la organización tiene que ser distribuido. Y manejar un concepto de organigrama que va más allá de la representación de la jerarquía que existe en la toma de decisiones (estratégicas, funcionales, de gestión, operativas y tácticas…). Comprender que un organigrama no describe solo cómo funciona operativamente la empresa. Los líderes de estas organizaciones saben que están ante un sistema interno, basado en relaciones y en la denominada colaboración transversal. A través de esta se puede captar y transformar la inteligencia colectiva del equipo y provocar una mayor agilidad y eficiencia que son pilares estratégicos en las organizaciones de hoy en día para posicionarse en la vanguardia de sus sectores.

En definitiva, objetivos, retos y metas que con una adecuada ecuación de razón y emoción implementarán sus posibilidades de éxito.