• Sincronizamos mundos corporativos

Viabilidad empresarial: reinventando las hipótesis y replanteando las estrategias

Viabilidad empresarial: reinventando las hipótesis y replanteando las estrategias

Tal vez suene a novela de Stephen King, pero lo que estaba por venir ha llegado. Hasta hace cuatro meses, 2020 se presentaba como un año con un nombre sonoro, que evocaba grandes oportunidades y con el que aspirábamos a recordar los años 20 del siglo anterior, aquellos conocidos como locos y que vivieron un considerable desarrollo social. Sin embargo, en menos de tres meses, las hipótesis que muchos se habían hecho chocaron con un muro de realidad en forma de pandemia. Así, lo que se había planteado como esencial, en muchos casos, se convirtió en irrelevante.

La gran verdad que hemos de aceptar es que el virus ha venido para quedarse y que, por tanto, además de reinventar las hipótesis que teníamos para estos meses, también hemos de replantear las estrategias para abordarlas, ahora que nos encontramos en el equinoccio de este  2020.

Para todo esto, el primer ejercicio que hemos de desarrollar pasa por repensar las prioridades de los distintos stakeholders corporativos: los accionistas, los empleados, los clientes, los proveedores, los inversores… y a partir de esta información, considerar las estrategias que desde la alta dirección habrá que diseñar y ejecutar, porque las anteriores se han quedado obsoletas ante el tsunami que ha supuesto la pandemia. Y es que lo que se habían entendido como fortalezas hasta marzo, ahora pueden ser inútiles y porque, no nos engañemos, en muchos casos, los mercados y los clientes tradicionales se han vuelto inaccesibles ante la nueva coyuntura.

En esta línea, en las últimas semanas, he seguido de cerca el caso de Disney, pues el modelo de negocio de esta organización se ha visto agitado con fuerza por el Covid 19. Una corporación que aglutina parques temáticos, cruceros, espectáculos musicales, obras de teatros, estudios de cine… en definitiva, un modelo de negocio asentado principalmente en el componente experiencial de los productos y de los servicios. Y es que Disney con sus parques cerrados, con las películas de Marvel pospuestas y con el canal de cable  deportivo ESPN sin contenido para retransmitir… sufre las consecuencias de la pandemia de manera directa en su cuenta de resultados.

Por ejemplo, tras más de diez años de crecimiento a un ritmo muy fuerte, los parques de Disney lograron, en 2019, unos ingresos record. Sin embargo, en este momento, esos mismos espacios están buscando la reapertura, tras meses cerrados. La vuelta a la actividad de los parques, como es el caso de Disney World en Florida, parece una huida hacia adelante, ya que la pandemia ha sacudido los negocios de Disney, pero al mismo tiempo, pone a la marca ante una potencial crisis reputacional, ya que ha empezado a recibir críticas que califican sus decisiones como “irresponsables” o “decepcionantes”.

En mi opinión, de la misma manera que la alta dirección de Disney ya estará trabajando para adaptarse a la nueva a-normalidad, a pesar del fuerte impacto que ha recibido, muchas otras empresas habrán de trabajar para reinventar tanto sus hipótesis como sus estrategias a fin de que su futuro sea viable en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *